TREA Renta Fija Selección (mayo)

TREA Renta Fija Selección

 

Objetivo de Inversión

El fondo Trea renta fija Selección tiene como objetivo la preservación del capital y el control de la volatilidad, a la vez que busca obtener una rentabilidad superior a la inflación. Principalmente el fondo invertirá en compañías en el rango BB-BBB.

El rating mínimo será de B+. Se podrá invertir en activos sin rating en un porcentaje máximo del 10% de la cartera. No existe predeterminación en cuanto a la distribución de activos por tipo de emisor (público o privado), divisas o países, pero generalmente el fondo tendrá una exposición de alrededor del 10% en divisa no euro.

Visión de mercado

El optimismo de Abril en todos los activos de riesgo gracias a la estabilización de los datos macro se ha desvanecido en el mes. La decisión de EE.UU. de seguir con su política de subir aranceles y datos de economía real flojos en los países más expuestos al comercio internacional, han provocado un agresivo movimiento en busca de activos refugio.

A nivel macro el deterioro de las manufacturas ha continuado a nivel global registrándose los primeros datos de menor crecimiento desde 2012. Las amenazas de tarifas por parte de EE.UU. no hacen sino empeorar este entorno y justifica las revisiones a la baja de las estimaciones de inflación y crecimiento a nivel global. Este entorno de revisiones a la baja ha sido el argumento de los bancos centrales para justificar nuevos estímulos (bajadas de tipos, recompras de activos etc…).

En la UE el problema es que el margen de la política monetaria es limitado (tipos ya en -0,4%) por lo que esperamos que se empiece a hablar de estímulos fiscales antes de final de año. La renta fija de gobiernos ha sido el activo que mejor se ha comportado durante el mes con los bonos “core” cerrando en los niveles mínimos de rentabilidad desde 2016 siendo los bonos de mayor duración los que registraron mayores revalorizaciones.

Fuera de la UE, los bonos suizos a 10 años, Japón y EE.UU. volvieron a servir de refugio. Los bonos corporativos de menor riesgo (“Investment grade”) han saldado también el mes en positivo mientras los de mayor riesgo cerraron el mes en pérdidas.

Análisis de rentabilidad

El mes de mayo se ha revertido la tendencia positiva que llevaba el fondo durante todo el año. El mes se ha caracterizado por un efecto refugio en la deuda soberana de todos los países, excepto Italia, llevando las rentabilidades, en el caso de Alemania, a niveles nunca vistos: el 10 años se sitúa en el -0,20%.

En el mundo corporativo se ha producido el movimiento contrario, ampliación de los diferenciales de crédito tanto en investment grade como high yield y senior financiero como subordinado. Esta ampliación no ha ocurrido en emergentes.

Han funcionado muy bien durante el mes los bonos de gobierno (Treasuries) y cuasi soberanos (Aragón y Adif)), también los bonos emergentes de Financiera Independencia y Puma. También algunos bonos cortos de high yield como Copasa y El Corte Ingles.

Nos han restado rentabilidad los bonos más cíclicos como Antolin y Gestamp, los financieros, especialmente los italianos; Unicredito, Intesa San Paolo. Caixabank y Cajamar y los bonos de aseguradoras (Generali y Atradius).

Actividad de la cartera

Durante el mes de mayo hemos reducido la exposición del fondo a emergentes desde el 17% al 13% y además hemos rotado algunas posiciones de tal manera que hemos vendido los bonos de duración media/larga de Tnemak 2024, Marfrid 2025 y Macedonia 2023 y los hemos sustituido por Macedonia 2020 y JSW Steel 2019. Así la duración de los bonos emergentes ha pasado de 2,7 a 1.8 años.

Hemos incrementado 10 puntos básicos, hasta 3 años, la duración del fondo con la compra de bonos de gobierno americanos. Con este movimiento la exposición a gobiernos pasa del 6% al 11%.

mejores fondos

mejores fondos renta fija

 

Visita el fondo

Visita el fondo en Morningstar