Trea Cajamar Renta Fija

Un fondo de gestión activa para rentabilizar la inversión en renta fija

  • El entorno de tipos de interés en mínimos complica la búsqueda de rendimiento en esta categoría

  • El fondo Trea Cajamar Renta Fija registra una rentabilidad de más del 4% este año

renta Fija

 

La baja inflación y el moderado crecimiento económico han aconsejado
una vuelta a la política monetaria expansiva por parte de los bancos centrales. En el caso de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, tras llevar los tipos de interés a un nivel efectivo de cero a finales de 2008, en respuesta a la última gran crisis financiera, comenzó a subirlos de forma pautada, invirtiendo el sentido a partir de diciembre de 2015, hasta llegar al 2,5 por ciento a finales de diciembre de 2018. 

En el caso del Banco Central Europeo (BCE), puesto que la rebaja de tipos comenzó bastante más tarde (se llegó a cero por ciento en marzo de 2016) se esperaba poder seguir los pasos de la Fed a lo largo de este año. Las expectativas de subidas de tipos tanto en Europa como en Estados Unidos han quedado pues truncadas por el momento, ofreciendo ambos bancos centrales una visión más expansiva de su política monetaria. Un entorno en el que continúa siendo difícil rentabilizar la inversión en renta fija.

Pero siempre pueden encontrarse oportunidades en el mercado, incluso de renta fija, con la estrategia adecuada. Este es el caso del fondo TREA CAJAMAR RENTA FIJA que en el año obtiene una rentabilidad de 4,05 por ciento.

Tomando como referencia el índice Barclays Euroaggregate 3-5 Year Total Return Index Value Unhedged EUR, invierte en renta fija pública y privada, así como en depósitos en entidades de crédito y en instrumentos del mercado monetario no cotizados, que sean líquidos.

En renta fija privada, focaliza su inversión en emisores y/o mercados europeos, mientras que en renta fija pública se centra mayoritariamente en emisiones de la zona euro. En cuanto al rating de estas emisiones, al menos un 60 por ciento tiene una calificación igual o superior al del Reino de España o de Grado de Inversión. La duración media de la cartera se situará entre 18 meses y 10 años, con una exposición total máxima a divisa distinta del euro de 50 por ciento.

El fondo sigue un estilo de inversión flexible, con una gestión activa con sesgo oportunista. El equipo gestor está integrado por Ascensión Gómez y Antonio Toribio. La gestora principal es Ascensión, incorporada a Trea en 2010, previamente en GesFibanc (hoy Mediolanum Gestión). Inició su carrera en Merchbanc, primero en el departamento de Fusiones y Adquisiciones y más adelante en Gestión de Activos. Ascensión es Licenciada en Administración y Dirección de empresas por la Universidad Comercial de Deusto y MBA por el IESE.

PROCESO INVERSOR

El proceso inversor comienza con un análisis macro que sirve como marco de actuación para identificar en qué momento del ciclo nos encontramos. Analizan los principales indicadores, tanto de crecimiento como de inflación, de actividad o tasas de desempleo, así como la política monetaria de los diferentes bancos centrales (tipos de interés o balances entre otros).

Con un enfoque bottom-up, a continuación se hace un análisis detallado de las posiciones y un análisis cuantitativo de los emisores que componen la cartera, analizando endeudamiento, rentabilidad, liquidez y flujo de caja. Además del análisis cuantitativo, por medio de un análisis cualitativo se mide la gestión corporativa, la transparencia, la credibilidad y su evolución histórica.

La cartera final incluye entre sus mayores posiciones, emisiones de Bonos del Tesoro de Estados Unidos  2,375% 5/29 (3,70%) Caixabank 1.125% 1/23 (2,80%) Corte Inglés 3,875% 1/22 (2,20%) Criteria 1,5% 5/23 (2,20%) y ACS 1,875% 4/26  (2,10%). Por sector, las mayores ponderaciones corresponden a Financiero (34,80%) Gobiernos (18,60%) Consumo cíclico (8%) Industriales (6,30%) y Eléctricas (6,20%).

Con un patrimonio bajo gestión de 871 millones de euros, por rentabilidad, el fondo se posiciona entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2015 y 2017, batiendo al índice de su categoría durante 2019.

En los últimos tres años registra un dato de volatilidad de 2,42 por ciento, que se reduce hasta 2,36 por ciento en el último año, posicionándose por este concepto entre los mejores de su categoría en ambos periodos, en el quintil cinco. También a un año, su Sharpe es de 0,72 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 2,17 por ciento.

La suscripción de TREA CAJAMAR RENTA FIJA requiere una inversión mínima inicial de 100 euros, la misma cantidad que es necesario mantener para permanecer como partícipe del fondo. Aplica a sus partícipes una comisión fija de 1,25 por ciento y de depósito de 0,10 por ciento. 

TIPOS DE INTERÉS

De acuerdo con el equipo gestor, los tipos de interés van a permanecer en los niveles actuales o más bajos durante mucho tiempo porque el crecimiento global se desacelera y no hay tensiones inflacionistas. Por otro lado, no se puede perder de vista que los bancos centrales tienen un papel cada vez más importante; sus políticas cada vez menos ortodoxas  tienen una relación muy directa con los mercados financieros.

Estiman que el rally de los bonos soberanos ya está hecho y que queda poco camino por recorrer. En cambio ven más valor en bonos corporativos. Piensan que es muy importante tener una cartera muy diversificada por sectores y nombres. Además, hay que tener en cuenta el contexto en el que nos movemos, de cierta debilidad a nivel mundial. Es necesario estar atentos, de cara a las próximas presentaciones de resultados, por si hay alguna oportunidad de incrementar algún nombre.

En cuanto a duración están relativamente cortos, algo por encima de los 3 años.

Por su positiva evolución por rentabilidad en el último periodo de tres años y su controlada volatilidad, el fondo obtiene la calificación cinco estrellas de VDOS.

PAULA MERCADO (VDOS)

27/06/2019

 

 

Visita el fondo en morningstar el Trea Cajamar Renta Fija